Pesticidas - MicroTrace Minerals

DDT (Dichloro Difenil Tricloroetano)

Material necesario: sangre con heparina


El DDT es uno de los pesticidas sintéticos más conocidos. Es un producto químico con una larga y polémica historia.

El DDT fue el primer insecticida desarrollado en los años 40. El año de mayor uso en los Estados Unidos fue 1959, con casi 40 millones de kilos. Desde ese máximo, su utilización fue disminuyendo hasta los 6 millones de kilos en 1971, la mayoría aplicados al algodón. Se usó en todo el mundo para el control de insectos en hogares e instituciones, animales, cosechas y jardines. Debido a sus efectos adversos para el medioambiente, los animales y los humanos, la EPA (Agencia de Protección Medioambiental de Estados Unidos) prohibió el DDT en 1972. En 1996, se adoptaron globalmente las restricciones para limitar el DDT, pero en 2006, la OMS (Organización Mundial de la Salud) recomendó su uso nuevamente en programas de pulverización interior para combatir la malaria. El uso general del DDT ya no es legal en Estados Unidos y los países europeos.

Los organoclorados como el DDT son muy persistentes y se acumulan en los tejidos. Existen pruebas sustanciales que indican que el DDT y su metabolito DDE actúan como alteradores endocrinos e interfieren en la función hormonal.

Piretroides

Material necesario: 30 ml de orina

Metabolitos de piretroides analizados: Metabolito 1 (C12CA), Metabolito 2 (m-PBA), Metabolito 3 (Br2CA)

Los piretroides son ampliamente utilizados contra las polillas de las alfombras de lana. La exposición crónica a este insecticida da lugar a un incremento de la excreción urinaria.